‘Tea Rooms’ visita el Gayarre este viernes precedida por el éxito de público y crítica en Madrid

‘Tea Rooms’ se representará en el Teatro Gayarre este viernes a las 20:00 horas. El montaje, adaptado y dirigido por Laila Ripoll, está inspirado en la novela-reportaje ‘Tea Rooms. Mujeres obreras’ (1934) de Luisa Carnés, que consagró a su autora como la gran novelista de la generación del 27. El Teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa produce esta obra que cuenta con un elenco completamente femenino formado por Paula Iwasaki, la navarra María Álvarez, Elisabet Altube, Clara Cabrera, Silvia de Pé y Carolina Rubio. Las entradas para este espectáculo pueden adquirirse por  12Є tanto en taquilla como aquí.

UNA FICCIÓN MUY REAL BASADA EN LA PROPIA EXPERIENCIA DE SU AUTORA

De izquierda a derecha el elenco de 'tea Rooms' conformado por Carolina Rubio, Clara Cabrera,María Álvarez, Silvia de Pé, Elisabet Altube, Paula Iwasaki.
De izquierda a derecha el elenco de ‘tea Rooms’ conformado por Carolina Rubio, Clara Cabrera,María Álvarez, Silvia de Pé, Elisabet Altube, Paula Iwasaki.

Madrid, principios de los años 30, en los albores de la Segunda República. En un distinguido salón de té de la Puerta del Sol sus empleadas conversan sobre sus vidas, su día a día, sus sueños, sus problemas, sus luchas, sus equilibrios para llegar a fin de mes, sus amoríos y lo que ocurre en sus casas de puertas para adentro. Son Antonia, la más veterana; Matilde, alter ego de la autora; Marta, la más joven, a la que la miseria ha vuelto valiente y decidida; Laurita, la protegida del dueño, frívola y despreocupada; Teresa, la encargada, el perro fiel, siempre defendiendo a la empresa… Son mujeres acostumbradas a obedecer y a callar, acostumbradas a estirar un jornal que no da ni para comprar un billete de tranvía. Y de fondo siempre está Madrid. Un Madrid convulso y hostil, enorme y vivo.

Carnés, quien trabajó como camarera de un salón de té a principios de la década de los años 30, refleja a través de los ojos de este mosaico de personajes la realidad de las mujeres de la época: la doble carga de la explotación laboral sumada al cuidado de la familia; el matrimonio y la maternidad impuestas; el aborto; la prostitución; el peso de la moral religiosa; la desigualdad en la educación; el abuso sexual, y un largo etcétera. Entretanto, el clima social aparece como telón de fondo, especialmente a través de la mirada crítica de Matilde, que reflexiona sobre su condición social como trabajadora y como mujer.

Para Ripoll, adaptadora y directora del montaje, ‘Tea Rooms’ supone un “descubrimiento, el hallazgo de una autora y una obra singular, comprometida y profunda” y explica que “La juventud, la alegría, la energía de los personajes contrasta, a veces, con sus tristezas, con la desgracia imprevista, con los sueños por cumplir y también con los que no se cumplirán nunca. En definitiva, un texto que conserva una vigencia absoluta y en donde nos podemos ver reflejados”.

SU AUTORA, UNA ESCRITORA Y SOMBRERERA ABOCADA AL EXILIO

Luisa Carnés nació en Madrid en 1905, en el seno de una familia humilde y numerosa. A los once años tuvo que abandonar la escuela para entrar a trabajar en un taller de sombrerería. Comenzó a escribir muy joven. En 1928 publica su primera obra, Peregrinos de calvario, una colección de narraciones breves, a la que seguiría su primera novela Natacha, ambientada en un taller textil similar al que ella conocía. Poco después, entró a trabajar como camarera de un salón de té y de esa experiencia saldría Tea Rooms, Mujeres obreras (1934), que fue recibida con entusiasmo por la crítica de la época. Tras finalizar la guerra civil, Luisa Carnés tuvo que exiliarse a México donde siguió escribiendo y trabajando como periodista. Falleció en 1964 víctima de un accidente de automóvil.

Esta web utiliza cookies, ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola. También puedes personalizar las cookies.   
Privacidad