Curso de Teatro Inmersivo con Carlos Tuñón

Curso dirigido a todos los públicos: jóvenes actores o actrices, profesionales, espectadores activos, profesorado, amateurs, personas con curiosidad e interés por los detalles del teatro… No es importante tener relación previa con el teatro inmersivo, lo verdaderamente fundamental es querer compartir la experiencia con el grupo, con el “otro”.

Sábado 4 y domingo 5 de septiembre, de 10.00 A 14.00 horas.

Aprovechando la presencia de la compañía por primera vez en Pamplona con su pieza itinerante “Quijotes y Sanchos” se propone un encuentro teórico-práctico con su director artístico donde se compartirán procedimientos y estrategias de sus procesos de creación a través de experiencias prácticas (que no requieren conocimientos previos sobre teatro inmersivo).

Encuentro con Carlos Tuñón, director de la compañía [los números imaginarios] para hablar de su trayectoria desde 2013 y cómo generar contextos para la creación colectiva y abrir obras de repertorio clásico.

El teatro inmersivo devuelve al teatro uno de sus preceptos fundamentales y primigenios: el arte de la reunión, del encuentro. En lugar de re-presentar, es decir, hacer presente algo que ya ocurrió antes, el objetivo es construir algo nuevo en directo, generar una experiencia única que no podrá reproducirse más de esa manera, algo irrepetible porque dependerá de los asistentes al evento.
Hay muchos prejuicios adquiridos en torno al “teatro inmersivo”, etiquetas que no ayudan a quitar la ansiedad de muchos espectadores frente a este tipo de experiencias: “yo no quiero salir”, “yo no quiero hablar”, “yo no quiero que me saquen”. Son los prejuicios normales por nuestro contacto con ciertos espectáculos donde se “utiliza” al espectador habitualmente para generar un gag cómico o para convertirlo en el centro de atención para el resto de espectadores. Esto no es lo que planteamos en la compañía.
Sentarse alrededor de una mesa a hablar y compartir historias de vida es una de las experiencias más cotidianas y a la vez más rituales que existen, y no generan rechazo a priori. Si en esta misma mesa hay actores mezclados con el público y el tema de conversación común es “cuando nos hemos enamorado y no hemos sido correspondidos” y el marco elegido es “Sueño de una noche de verano” de William Shakespeare, estaremos viviendo desde dentro una obra de teatro, estaremos siendo parte activa de una pieza de teatro inmersivo. Y si le quitamos la etiqueta previa y las grandes palabras que lo rodean, puede convertirse en una experiencia teatral que no olvidaremos nunca y una de las maneras más significativas y radicales de acercarse a una obra de Shakespeare desde dentro.

Compartiremos procedimientos y estrategias inmersivas, y cómo  desde la compañía colocamos al espectador en el centro de la experiencia, generaremos contextos creativos donde podemos construir juntas nuevos significados, y siempre, siempre, volvemos a la primera cuestión: qué nos interesa, qué nos inquieta, qué nos hace movernos, y cómo hacerlo extensible al otro, cómo convivir de verdad en un espacio común.

No es importante tener relación previa con el teatro inmersivo, lo verdaderamente fundamental es querer compartir la experiencia con el grupo, con el “otro”.

Los espectadores pasarán de ser testigos de la pieza a ser los que construyan la pieza junto al equipo artístico. Ya no hay algo que “entender”, algo que “descifrar”, algo que  será “revelado” al final de la historia si se presta atención; la pieza no tiene que ser “entendida” sino que tiene que ser “experienciada”: ya no hay obra de arte independiente del espectador, sino un acontecimiento que se genera entre todos. Es pasar de “me enseñan lo que hacen” a “hago esto con ellos”, es pasar de “escucho cómo cantan y bailan” a “canto y bailo con ellos”, es pasar de “veo a Hamlet allí en la escena, separado de mí” a “puedo hablar y tocar a Hamlet y me reconoce como igual dentro de su mundo”.

Más información e inscripciones

 

 

Esta web utiliza cookies, ver aquí la Cookie-en politika. Si continúas navegando, estás aceptándola. También puedes personalizar las cookies.   
Privacidad