La producción navarra «Hemingway» se adentra en la faceta más humana y desconocida del Premio Nobel

El Teatro Gayarre acoge hoy jueves a las 20:00 horas el estreno del montaje “Hemingway” el año en el que se cumplen 100 años de la primera visita del autor estadounidense a Pamplona.

Enmarcada en este aniversario, la compañía navarra Global Servicios Culturales presenta por primera vez esta producción teatral escrita por la dramaturga peruana Maritza Núñez y dirigida por el pamplonés Patxi Larrea. El actor Julio Alonso será el encargado de encarnar al novelista acompañado de un elenco conformado por Iñigo Salinero, Pablo Salaberri, Virginia Cervera y Manolo Almagro.

¿Y SI AL SER HUMANO LE DESPOJÁRAMOS DEL MITO?

El 6 de julio de 1923, con 24 años, Ernest Hemingway llegó a Pamplona como reportero del diario Toronto Star, iniciándose así su idilio con nuestra ciudad y los Sanfermines. Tres años después de su primera visita, publicó la que fue su primera novela de éxito, The sun also rises, traducida como Fiesta.

Un siglo después de aquella primera visita, la producción navarra “Hemingway” se adentra en el ser humano que hay cuando se deshace el mito, en sus debilidades, su vulnerabilidad cuando las heridas de guerras y viajes e intensa vida periodística y literaria han hecho de él una sombra de lo que fue.

Elenco de Hemingway (izq-der.): Pablo Salaberri, Manolo Almagro, Iñigo Salinero, Julio Alonso y Virginia Cervera.

A lo largo de 90 minutos, el montaje nos sumerge con un profundo realismo en los últimos meses de vida del autor estadounidense, algo que está fundamentado en su propia vida, como tantos otros datos e historias que va presentando la obra. Ingresado en una clínica psiquiátrica y sometido a electroshock para cortar sus impulsos suicidas, el literato entabla con su enfermero un diálogo en el que se entremezclan los recuerdos reales (como los impactos de bala), con las distorsiones oníricas provocadas por su estado mental, el miedo a perder su propia conciencia y la presencia del personaje creado por el propio Hemingway: su mito. El enfermero que comparte sus últimos días con él es su testigo privilegiado a la vez que su conciencia y el único que parece romper su soledad final.

A lo largo de la representación se abordan temáticas relacionadas con la psicología y la salud mental, tales como las relaciones familiares conflictivas, los traumas tras las pérdidas de seres queridos, las huellas de la guerra e, inclusive, el suicidio. La muerte está permanente presente en el texto, tanto en forma literal al final, como de manera metafórica, refiriéndose a la muerte de la capacidad de crear, de mantenerse, de ser en el fondo todo lo que la figura de Hemingway era.

Las entradas pueden adquirirse aquí o en taquilla de 12:00 a 14:00h y de 17:30 a 20:30h.

Esta web utiliza cookies, ver aquí la Cookie-en politika. Si continúas navegando, estás aceptándola. También puedes personalizar las cookies.   
Privacidad