‘La comedia de los errores’ de William Shakespeare llega este sábado dirigida por Andrés Lima

Es la obra más corta de la producción shakesperiana y una de las pocas que en el teatro isabelino se apega a la unidad clásica de tiempo, pues la historia se desarrolla en el lapso de una jornada. Fue estrenada en 1594, pero su composición pudo tener lugar algunos años antes; lo más probable es que fuera escrita en 1592, cuando el autor contaba con 28 años.

Unos cuantos siglos después, ‘La comedia de los errores’ vuelve a tomar forma sobre un escenario de la mano de Andrés Lima, uno de los más destacados directores actuales, Premio Nacional de Teatro 2019 que ya visitó el Gayarre la temporada pasada por partida doble con ‘Todas las canciones de amor’ y ‘Paraíso perdido’.

El brillante elenco de esta producción lo componen Pepón Nieto, Antonio Pagudo, Fernando Soto, Rulo Pardo, Avelino Piedad y Esteban Garrido. La versión ha sido escrita por Albert Boronat y se trata de una coproducción entre el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, Mixtolobo y Pentación Espectáculos que se representará en el Teatro Gayarre este sábado 24 a las 20:00 horas. Las entradas, prácticamente agotadas, pueden adquirirse todavía entre 5€ y 24€ tanto en taquilla como aquí.

UNA COMEDIA DE CONTRASTES, MALENTENDIDOS Y CONFUSIONES

La trama lleva al espectador hasta Éfeso, antigua localidad de Grecia ahora situada en Turquía, “ciudad llena de fulleros, de magos capaces de engañar el ojo, de oscuros hechiceros que trastornan el juicio, de brujas asesinas que deforman el cuerpo, de truhanes disfrazados de charlatanes y pecadores libertinos” tal como explica Andrés Lima.

 

Según relata el director madrileño a modo de sinopsis, Antífolo y Dromio de Siracusa (antigua ciudad de Grecia ahora sita en Sicilia), amo y criado, llegan a la ciudad buscando a sus respectivos hermanos gemelos. “El padre de ambas parejas de palíndromos también llega a Éfeso, siendo detenido por extranjero sin papeles nada más pisar puerto y es condenado a muerte. Sólo encontrando a sus hijos podrá salvarse”, indica.

Y como de un enredo se pasa a otro, Antífolo y Dromio de Éfeso son confundidos con sus hermanos siracusianos. Luciana y Adriana, pareja de estos dos, confunden a los maridos con sus hermanos. Todo se confunde, y tal como avanza Lima, “a partir de aquí errores con antiguos deudores, joyas en manos equivocadas, deudas no saldadas, van endemoniando a nuestros personajes hasta el punto de necesitar a un exorcista. Todo se enredará más y más, error sobre error, hasta la aparición de una Madre Abadesa que ni es monja ni es virgen. Entonces es cuando el desastre se convierte en una fiesta”.

Porque, ¿qué es la verdad? ¿Cuál es origen de todo eso que acordamos llamar “lo verdadero”? ¿Dónde descansan los cimientos de las respuestas correctas? ¿Qué sería de la verdad y de lo correcto, si no fuese por el error?  “En La Comedia de los errores empezamos con una sentencia de muerte y todo se convierte en una fiesta por error. Por error cambiamos de pareja creyendo que estamos en lo cierto y por error acabamos en la cárcel creyendo ser honestos. De los errores aprendemos, pero es un error pensarlo si aspiramos a no equivocarnos”. Es la reflexión de Andrés Lima y Albert Boronat a la hora de revisitar el texto shakesperiano desde el presente.

Esta web utiliza cookies, ver aquí la Cookie-en politika. Si continúas navegando, estás aceptándola. También puedes personalizar las cookies.   
Privacidad